Saltar al contenido
Espacio Animal

Gran Danés

Gran danés

El gran danés dogo alemán es una raza de perro conocida por su gran tamaño. Es considerada descendiente del Bullenbeisser con mezcla de sangre 50/50.

Este perro, aun siendo una raza gigante, no suele ser torpe en su andar y en sus movimientos. Eso sí, no es un perro para novatos, requiere de mucho cuidado, de igual forma que otras razas gigantes. Los costos de mantenimiento son muy altos y hay que tenerlo presente antes de adquirir uno.

RAZAS DE PERROS: GRAN DANÉS

Está considerado como uno de los antepasados del actual dogo alemán y del antiguo «Bullenbeisser».

El dogo alemán era un luchador y cazador agresivo muy temido debido a su temperamento áspero y a su talante combativo. Sin embargo, con la cría y la enseñanza se han vuelto perros amistosos y cariñosos.

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS

El gran danés es un perro de raza gigante. En cuanto al tamaño, los machos miden desde 82 a 100 cm. Las hembras, entre 74 y 87 cm.

El peso en los machos varía desde los 65 y los 100 kg. Las hembras entre 50 y 90 kg.

Su pelaje es algo grueso y brillante. Algunos ejemplares tienen manchas negras y gris alrededor.

Gran danés

CARÁCTER Y TEMPERAMENTO

Son de naturaleza amistosa pese a su aspecto. Se relacionan bien con otras mascotas y humanos. Por su tamaño, el gran danés es un perro de guardia, pero pueden comportarse bien incluso con niños si se le adiestra bien o crecen junto a ellos.

SALUD

Es propenso a la torsión gástrica por lo que es necesario hacer ejercicio a diario.

CUIDADOS

Se le deben dar paseos a diario para evitar enfermedades en las articulaciones y los huesos, además de para evitar estresar al perro que por su tamaño necesita espacio. Tampoco es recomendable que haga sobreesfuerzos ni someterse a cambios bruscos de temperatura.

¿CÓMO ADIESTRAR AL GRAN DANÉS?

Al ser un perro muy grande, es importante empezar a adiestrarlo desde cachorro. Hay que socializarlo de manera intensiva. Tiene que tener muy claro quién es el líder y no se le debe permitir mostrar la más mínima dominancia.

Si no se le socializa bien puede tener problemas graves, sobre todo si desarrolla comportamientos agresivos con las razas de perro pequeñas, a las que puede hacer mucho daño.